LOS TRES CERDITOS

abajo

Los tres Puerquitos

Había una vez tres cerditos que eran hermanitos, Paquito el mayor, Porquito el del medio y Poquito el más chiquitito; Un día cansados de vivir en la granja decidieron mudarse al corazón del bosque. El lobo siempre andaba persiguiendo animalitos por el lugar para comérselos, y cuando los vio se dijo: ¡Que sabroso banquete me daré!.

Para que el lobo no los pudiera atrapar, los cerditos decidieron hacerse unas casitas.

El más pequeño, para terminar antes y poder ir a jugar, la hizo de paja

El del medio en cambio pensó hacer algo más resistente y construyó una casita de madera, apurado por ir a jugar con su hermano menor.

El mayor mientras tanto trabajaba en su casa de ladrillos.

Los pequeños vinieron a buscarlo para divertirse juntos: ¡Ven vamos a corretear por el pastito! dijeron. Pero como Paquito era muy prudente les contestó: -¡ Ya verán lo que hace el lobo con sus casas!-¡ Mejor sería que las hicieran más sólidas y fuertes!

De pronto mientras jugaban el lobo apareció y comenzó a perseguir a Poquito. El cerdito pequeño corrió hasta su casita de paja, pero el feroz lobo sopló y sopló y la casita de paja derrumbó.

Poquito asustado corrió a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo persiguió también al cerdito por el bosque y al llegar a la casita de madera, sopló y sopló y también la derribó. Los dos cerditos tomados de las manos salieron como un rayo del lugar.

Casi sin respiración, y con el lobo pisando sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.

¡Paquito, Paquito ayúdanos el lobo nos quiere comer!

Los tres entraron en la casita de ladrillos y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo sopló, sopló y volvió a soplar, hasta quedar sin aliento, pero fue inútil. Mientras tanto los cerditos reían y cantaban felices de tener un lugar seguro donde refugiarse. El lobo comilón se dio cuenta lo imposible que era atrapar a los puerquitos, así que se marchó para siempre del lugar.

FIN

Cuento popular versión libre Vicky Abro

Dibujo original Vicky Abro

arriba

Página principal

El flautista de Hamelin El Patito feo Pinocho Blanca Nieves
Bella Durmiente Piel de asno Cenicienta

Los cerditos

Arturo Simbad Peter Pan    Pulgarcito
  Más Cuentos

Cuentos de terror

Galería de amigos   Webmaster Vicky Abro

vickyabro@uol.com.ar

Querés participar en esta página: visitá la galería de amigos